“Un equipo de trabajo se define como un conjunto de individuos que son interdependientes en sus tareas, que comparten responsabilidades, que se ven a sí mismos y son vistos por otros, como una entidad que forma parte de un sistema mayor, que maneja sus relaciones por medio de los límites organizacionales.”

Richard Hackman 1987

Esta definición puede ser aplicada para toda empresa que busque alcanzar sus objetivos eficaz y eficientemente en un ambiente laboral armónico y funcional, pero ¿Cuáles son los elementos clave para que un equipo de trabajo funcione de manera efectiva?, Susan Cohen y Diane Bailey, pertenecientes a la Universidad de Southern California, clasificaron la efectividad en tres elementos:

  1. Cantidad y calidad de producción: Lo que mide la eficiencia, productividad, respuesta a tiempo, calidad, innovación y satisfacción del cliente.

  2. Actitudes de los miembros: Se refiere a su compromiso, honestidad y satisfacción.
  • Conductas: Evalúa el ausentismo, rotación de trabajo y seguridad.

Aunque dicha efectividad también depende directamente de otros factores como las características psíquicas de sus miembros, de sus procesos internos como equipo, de sus conocimientos y de la influencia de factores externos, incluyendo desde el modelo organizacional inmediato hasta el entorno de trabajo.

Ahora bien, existen elementos clave indispensables dentro de un equipo de trabajo para que este funcione de manera armónica y logre a su vez alcanzar sus objetivos internos, estos son:

  1. Relaciones interpersonales

  • Buscar soluciones en conjunto
  • Tener en cuenta todas las ideas y alternativas
  • Incluir diferentes métodos
  • Saber manejar los conflictos
  1. Comunicación

Si no existe una comunicación fluida entre los miembros de un equipo, será difícil alcanzar cualquier tipo de resultados; las claves de la comunicación entre sus miembros son:

  • Proveer información clara y precisa
  • Saber descifrar la comunicación no verbal
  • Saber preguntar
  • Escuchar con atención
  • Compartir las ideas sin restricciones

  1. Toma de decisiones

Finalmente, la toma de decisiones será lo que permita llegar a buen puerto; un equipo debe ser capaz de:

  • Obtener información
  • Analizar objetivamente los datos
  • Detectar fortalezas y debilidades
  • Comprender el alcance de las decisiones