La inteligencia artificial (AI), es tan sorprendente que en la actualidad hace posible que las maquinas aprendan de la experiencia, se ajuste a nuevas aportaciones y puedan ser capaces de realizar tareas como seres humanos.

La mayoría de los ejemplos de AI sobre los que escuchamos hablar en la actualidad van desde computadoras que juegan ajedrez hasta automóviles de conducción autónoma, esto ocurre mayormente gracias al aprendizaje profundo y al procesamiento del lenguaje natural.

Empleando estas tecnologías, las computadoras pueden ser entrenadas para realizar tareas especificas proseando grandes cantidades de datos y reconociendo patrones en los mismos datos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.